Casa Palma

 

Cliente:  Margarida y Jaime 
Situación:  Son Puig, Palma de Mallorca 
Área: 252 m²
Proyecto: 2016
Final de obra: 2017

Project manager: Jaime Oliver, Gestec Balear 

 

La vivienda se sitúa en la zona residencial de Son Puig, en la parte noroeste de Palma. Las dimensiones de la parcela y la normativa municipal permiten crear un patio-jardín en la parte posterior al sur, incorporando el concepto de la intimidad del patio mediterráneo.

El acceso a la vivienda desde el espacio público se produce mediante una suave rampa, tangente a la pared del edificio, con acabado de la piedra arenisca local llamada “marés”. Este mismo revestimiento se incorpora en el la pared interior de la vivienda, consiguiendo una conexión entre el exterior y el interior.
 
Desde la entrada se accede a la cocina, comedor y sala estar que se orientan al sur. Estos espacios se abren o cierran con amplias correderas de madera. La escalera que lleva a la planta primera, acabado en madera de roble, se soluciona como un elemento ligero y sencillo, permitiendo la entrada de luz desde la parte superior hasta la escalera de acceso al sótano.
 
El volumen de planta piso que contiene los dormitorios se posiciona sobre la planta baja de tal manera que se crea el porche en la fachada sur, proporcionando la adecuada protección solar en verano. En este espacio se sitúan unas persianas correderas de madera que actúan como tamizadores de la luz solar.  Estas persianas también funcionan como una segunda piel de la casa, permitiendo que el porche esté cerrado o expuesto hacia el jardín y la piscina, convirtiéndose en un espacio intermedio entre el interior y el exterior.
 

Se han utilizado el máximo de materiales naturales como distintos tipos de piedra en suelos y paredes, madera en persianas, puertas y muebles. De esta manera se intenta conseguir con un lenguaje contemporáneo una atmosfera agradable y acogedora.

El pavimento de la casa es de piedra caliza natural abujardada y pulida, la madera utilizada en el interior es roble en puertas y cocina, y madera de fresno en los muebles diseñados para la vivienda.

En el jardín se sitúa la piscina, con el nivel del agua igual al de la terraza permitiendo una entrada fácil a la piscina.  Se siembran plantas y árboles adecuados para el clima mediterráneo.