CONCEPTO PASSIVHAUS

El concepto Passivhaus hace referencia a edificios con muy poca demanda energética, es decir, a edificios con necesidad de consumo casi nulo (NZEB en inglés).

La exigencia constructiva de este tipo de edificaciones hace que la calidad ambiental interior sea altísima y por tanto, cuando hablamos de Passivhaus estamos hablando de viviendas con gran confort y saludables.

Originaria de Alemania, desde finales de la década de 1980 la certificación Passivhaus se ha ido extendiendo como referencia de ahorro energético por numerosos países.

En nuestra zona de clima Mediterráneo ya hay cientos de viviendas y edificios pasivos construidos bajo este estándar.

Con la búsqueda de la optimización de los recursos existentes y con técnicas edificatorias pasivas se consigue una reducción de un 70% en las necesidades de climatización tanto de frío como de calor si se compara con las obligaciones de la normativa actual (CTE).

 

ARQUITECTOS PASSIVHAUS CERTIFICADOS

Nuestro estudio está especializado en la construcción y diseño  de edificios pasivos y sostenibles, edificios con muy poca o ninguna demanda de energía para llegar a conseguir espacios muy confortables y saludables. Realizamos proyectos y asesoría Passivhaus (o Passive House en inglés).

Nuestro colaborador Pedro Hurtado  Arquitecto Técnico es  Passivhaus Designer y tradesperson, con él intentamos colaborar con el cliente para conseguir proyectos con arquitectura sostenible, pasiva, de consumo casi nulo o con alta eficiencia energética.

 
ASISTENCIA COMO ARQUITECTOS PASSIVHAUS

Elección del terreno
Acompañamiento y asesoramiento en la búsqueda del mejor emplazamiento posible para la   construcción de la vivienda. Se tienen presentes varios factores, como la orientación, el soleamiento, la inclinación, etc.

Tipología constructiva
Determinamos el sistema constructivo que tendrá la vivienda, dando preferencia a los elementos industrializados y a la construcción en seco, con el objetivo de reducir tiempos y costes.

Materiales
Recomendación de materiales, siguiendo una estrategia de sostenibilidad medioambiental del proyecto.

 

REQUISITOS CONSTRUCTIVOS PASSIVHAUS

  1. Un gran aislamiento térmico
    Al aumentar los espesores de los aislamientos, se reduce la demanda de energía necesaria para climatizar el edificio tanto en los meses de verano como en los de invierno a menos de 15 kWh/m²año en calefacción y/o refrigeración.
     
  2. Carpinterías de alta calidad y máximas prestaciones
    Es primordial contar con carpinterías y vidrios que puedan aprovechar los beneficios de la radiación solar en invierno.
     
  3. Evitar la existencia de puentes térmicos
    La falta de uniformidad de los elementos constructivos puede tener un gran impacto en edificios de mucha calidad energética.
     
  4. Sistema de ventilación mecánica controlada con recuperación de calor
    Se consigue tener una muy alta calidad higiénica en el interior.
     
  5. Máxima hermeticidad y estanqueidad al paso del aire
    Se consigue así un ahorro energético, la inexistencia de condensaciones y el aumento de la protección acústica interior. Es posible obtener menos de 0.6 renovaciones de aire/hora (valor de estanqueidad 50 Pa) mediante blowerdoor test o test de infiltraciones de la envolvente, ventanas y puertas.
     
  6. Demanda PER
    La aportación de energía primaria renovable (PER) o demanda estará entre 60 y 30 kWh/m²año: básicamente fotovoltaica, aerotermia y/o geotermia.
 

BIOARQUITECTURA

La arquitectura ecológica o la bioarquitectura es aquella que programa, proyecta, realiza, utiliza, derroca, recicla y construye edificios sostenibles para el hombre y el medio ambiente. Los edificios sostenibles buscan la optimización en el uso de materiales y energía, lo que supone que tiene grandes aventajes medio ambientales y económicas. Permite establecer una interrelación armoniosa con la naturaleza y con el hombre.

La vivienda se tiene que adaptar a nosotros como una 3.ª piel, tiene que procurar cobijo, abrigo, salud.

Qué es la tercera piel?

Nuestra primera piel, nuestro órgano más extenso, el que te nos protege, nos rodea y con el que entramos en contacto con el mundo exterior. Nuestra segunda piel, la ropa con la que nos vestimos. Nuestra tercera piel es nuestro entorno edificado.

Pasamos de media el 85-90% de nuestro tiempo en interiores. Las atmósferas interiores pueden contener más de 900 sustancias químicas, partículas y materiales biológicos con efectos potenciales sobre nuestra salud. La exposición en interiores a sustancias químicas tóxicas, provenientes de varias fuentes, puede ser significativamente superior que la exposición al exterior, a causa de las condiciones de ventilación.

 

La bioarquitectura tiene 10 principios básicos:

1. Valorar las necesidades

2. Proyectar la obra adaptada al clima local

3. Ahorrar energía

4. Uso de energías renovables

5. Ahorrar agua

6. Materiales saludables, biocompatibles e higroscopicidad

7. Utilizar materiales obtenidos de materias primas generadas localmente

8. Utilizar materiales reciclables

9. Evitar riesgos para la salud

10 Gestionar ecológicamente los desechos

11. Construir edificios de mayor calidad